En realidad esto es una reflexión que tiene que ver con mis años de estudio, y dando clases de apoyo a estudiantes de nivel secundario y de los primeros años de las carreras de ingeniería. Personalmente siempre me pareció muy fácil matemática y física debido a que solo hay que aprender unas reglas y aplicarlas utilizando sentido común, pero más allá de eso, lo que hace “difícil” a las materias que tienen que ver con la lógica, es que no tiene mala prensa “no saber matemática”, ya que en la mayoría de los casos los padres justifican las notas bajas en estas materias y socialmente no está mal visto no ser hábil con las matemáticas. Uno puede no saber quien fue Platón y  nadie se escandaliza, al contrario de lo que pasa si uno no sabe quién es o nunca leyó a Borges o Cortazar por ejemplo.  Básicamente es más un problema de incentivo o motivación que un tema de dificultad, las matemáticas no son difíciles cuando la explica alguien que capta nuestra atención como pasa con Paenza, por ejemplo. Cuando nos damos cuenta que la matemática es imprescindible para el manejo de nuestra economía e incluso para tomar correctas decisiones a la hora de votar un candidato, quizá nos demos cuenta que se nos es impuesto un modelo social donde no es importante saber matemáticas o lógica, porque es mucho mas fácil manipular a quienes no saben de que estamos hablando. La matemática nos hace libres y cuando le pierdas el miedo te darás cuenta que no solo es fácil, es puro sentido común, ese sentido que muchos no quieren que utilicemos.